How Strange, Innocence

EITS – How Strange, Innocence

  1. “A Song for Our Fathers” – 5:42
  2. “Snow and Lights” – 8:17
  3. “Magic Hours” – 8:29
  4. “Look into the Air” – 5:30
  5. “Glittering Blackness” – 5:30
  6. “Time Stops” – 9:55
  7. “Remember Me as a Time of Day” – 5:27

Con cierta influencia floydiana, How Strange, Innocence, es el álbum début de los post-rockers americanos Explosions In The Sky, por allá en el año 2000. Un disco contundente, instrumental, con muchas guitarras armónicas que calladas en un principio luego surgen con fuerza para gritar y explotar en los límites de la cordura. Una banda carente de cabeza líder, que se arma para crear post-rock del más fino y elegante en su más pura forma, pionera en su género, miembro de lo que vomitó la primera ola del postrock.
Si no estás acostumbrado a las desvariaciones mentales-musicales, si no tienes la capacidad de agarrar las notas con tus dedos y ver cómo se desvanecen en un espiral de improvisaciones casi jazzísticas, este disco no es para ti. Caso contrario, estás ante una joya que debería ser oído por todo mortal que se precie de escuchar rock, en su más maravillosa esencia.

Uvula.

Anuncios

Tripper

Efterklang – Tripper

  1. “Foetus” – 3:10
  2. “Swarming” – 6:32
  3. “Step Aside” – 4:38
  4. “Prey and Predator” – 6:26
  5. “Collecting Shields” – 5:57
  6. “Doppelgänger” – 6:40
  7. “Tortuous Tracks” – 3:39
  8. “Monopolist” – 6:57
  9. “Chapter 6” – 6:37

Texturas electrónicas, ambientación post-rock y voces sutiles nos sugiere la segunda entrega de esta exquisita banda danesa llamada Efterklang (el danés para la palabra reverberación), lanzada en el 2004 bajo The Leaf Label. La perfecta mezcla entre lo volátil de Sigur Rós y lo psicodélico de Björk, este disco es una joya que perfectamente puede sumarse a la gigante lista de artistas emergentes de las regiones del norte, que nos traen a la memoria paisajes fríos y taciturnos.  Tanto así, que si los hielos de los glaciares fuesen trazados de manera elegante en un pentagrama, tendrían la figura de Efterklang.

Un álbum completísimo en su concepto, armando y desarmando estructuras minimalistas ejecutadas virtuosamente a la manera del Vespertine de Björk, y que en ocasiones nos recuerda a los hermosos parajes del Canáan del post-rock, la ciudad islandesa Reykjavík. Excelente disco para considerar en la colección.

Uvula.

Sudan Gerri

Pulp – Sudan Gerri

  1. “Don’t You Know?” – 3:59
  2. “Anorexic Beauty” – 3:02
  3. “Take You Back” – 2:30
  4. “The Will To Power” – 3:23
  5. “Simultaneous” – 4:26
  6. “Little Girl (With Blue Eyes)” – 3:39
  7. “Srpski Jeb” – 2:50
  8. “Cousins” – 4:52
  9. “Maureen” – 2:52
  10. “Blue Glow” – 3:12
  11. “Silence” – 5:24

Corría mayo de 1984 cuando Pulp decidió grabar un sencillo demo, el cual ahora es bastante codiciado por los fans, ya que posee la particularidad de estar grabado en plena época “Freaks” y de manera totalmente artesanal: Jarvis Cocker, como siempre al frente, en la voz haciendo uso y abuso del spoken word, el versátil Russell Senior en guitarra, violín y ocasionalmente como primera voz, la recién llegada en ese entonces Candida Doyle en los teclados y su hermano Magnus en la batería, y en el bajo, Peter Mansell. Además de incluir los futuos singles tales como “Little Girl” o “Anorexic Beauty”, posee un par de posteriores lados B y canciones que jamás salieron a la luz (por ejemplo, “Srpski Jeb”) .

Una rareza, que fue subida a la red por el propio ingeniero de sonido que los grabó, John Nicolls. Para más información, revisen su bitácora aquí.

Para fanáticos, será un verdadero orgasmo disfrutar de esta pieza de colección.

Uvula.

Angel Milk

Télépopmusik – Angel Milk

  1. “Don’t Look Back” (featuring Angela McCluskey) – 3:50
  2. “Stop Running Away” (featuring Deborah Anderson) – 2:41
  3. “Anyway” (featuring Mau) – 2:40
  4. “Into Everything” (featuring Deborah Anderson) – 4:25
  5. “Love’s Almighty” (featuring Angela McCluskey) – 4:48
  6. “Last Train To Forever” (featuring Mau) – 5:03
  7. “Brighton Beach” (featuring Angela McCluskey) – 4:23
  8. “Close” (featuring Deborah Anderson) – 3:18
  9. “Swamp” – 2:05
  10. “Nothing’s Burning” (featuring Angela McCluskey) – 3:53
  11. “Ambushed” – 1:35
  12. “Hollywood On My Toothpaste” (featuring Mau) – 5:28
  13. “Tuesday” (featuring Mau) – 1:28
  14. “Another Day” – 1:39
  15. “15 Minutes” (featuring Mau) – 15:02

El segundo disco (y último, hasta la fecha) del trío francés Télépopmusik fue lanzado hacia junio del 2005, entregando una gran riqueza de acordes, mezclando la electrónica con el trip-hop, el downtempo y hasta influencia jazzística en algunos temas, gracias a las voces femeninas de las ya invitadas regulares de Télépop, Angela y Deborah. Un elegante y sofisticado uso de instrumentos clásicos incluidos en Angel Milk, que nos trae a la mente tanto los años dorados de la islandesa Björk, sentimientos añejos, casi operarios, de película B&W (en “Love’s Almighty”) como el estilo inconfundible de Massive Attack (“Anyway” y, en general, la mayoría de las canciones donde canta Mau).

Música espléndida, con el garbo digno y tan característico que rodea a Francia y sushabitantes, se hace notar en cuanto comienza “Don’t Look Back”. Un disco para hacer el amor en una noche fría, o sentarse en un café un día nublado. Queda en ustedes la decisión, pero en cualquiera de los casos, notarán que es un disco sensacional de principio a fin.

Uvula.

There Will Be Blood

Jonny Greenwood – There Will Be Blood

  1. “Open Spaces” – 3:55
  2. “Future Markets” – 2:41
  3. “Prospectors Arrive” – 4:34
  4. “Eat Him By His Own Light” – 2:41
  5. “Henry Plainview” – 4:14
  6. “There Will Be Blood” – 2:05
  7. “Oil” – 3:06
  8. “Provenlands” – 1:51
  9. “HW\Hope Of New Fields” – 2:30
  10. “Stranded The Line” – 2:21

Haciendo una excepción en este blog, y es que este trabajo me parece realmente notable sin caer en ninguna de las categorías a las que se orienta esta página, Jonny Greenwood, el multi-instrumentalista por antonomasia, se hace presente. Paul Thomas Anderson, director de cine, cita al cabeza de radio para componer su música para su próximo film, pronto a ser estrenado: There Will Be Blood.

Nos encontramos aquí con música clásica contemporánea, al estilo de Olivier Messiaen, y sí, las comparaciones salen a flote al ser este un gran referente para el mayor de los Greenwood. Composiciones oscuras, casi disonantes a veces, cierto trabajo con las ondas de Martenot, mucho ensamble de cuerdas, mucho piano y un guiño a su anterior disco Bodysong (“Proven Lands” es una clara e innegable reminiscencia de “Convergence”) nos muestra su último trabajo.
Un soundtrack elegante, lleno de misterio, de poesía y de tristeza, cortesía Jonatan, nos hace predecir que será una gran película la basada en la novela Oil!. Un deleite para los oídos acostumbrados a este delicioso placer nocturno, claro que sí.

Uvula.