No muchas bandas logran cautivar mis oídos en primera instancia. Siempre hay, por lo menos, un tiempo en el que, seguramente, las notas llegan directo a mi cerebro, y se pasean entre el tallo cerebral, el encéfalo y el cerebelo, para luego desaparecer fundidas en algún oscuro rincón de mi cabeza.

Sin embargo, la banda islandesa Múm ha sido la excepción a la regla. Y es que mi mente ha quedado en blanco al recibir una obra maravillosa tanto auditiva como visualmente. Sin más palabras que gastar en esta gran banda, que serían vanas, les dejo el single del disco Finally We Are One, Green Grass Of Tunnel, y su conmovedor y onírico video.

Uvula.