You are currently browsing the daily archive for diciembre 21, 2007.

 How Strange, Innocence

EITS – How Strange, Innocence

  1. “A Song for Our Fathers” – 5:42
  2. “Snow and Lights” – 8:17
  3. “Magic Hours” – 8:29
  4. “Look into the Air” – 5:30
  5. “Glittering Blackness” – 5:30
  6. “Time Stops” – 9:55
  7. “Remember Me as a Time of Day” – 5:27

Con cierta influencia floydiana, How Strange, Innocence, es el álbum début de los post-rockers americanos Explosions In The Sky, por allá en el año 2000. Un disco contundente, instrumental, con muchas guitarras armónicas que calladas en un principio luego surgen con fuerza para gritar y explotar en los límites de la cordura. Una banda carente de cabeza líder, que se arma para crear post-rock del más fino y elegante en su más pura forma, pionera en su género, miembro de lo que vomitó la primera ola del postrock.
Si no estás acostumbrado a las desvariaciones mentales-musicales, si no tienes la capacidad de agarrar las notas con tus dedos y ver cómo se desvanecen en un espiral de improvisaciones casi jazzísticas, este disco no es para ti. Caso contrario, estás ante una joya que debería ser oído por todo mortal que se precie de escuchar rock, en su más maravillosa esencia.

Uvula.

Tripper

Efterklang – Tripper

  1. “Foetus” – 3:10
  2. “Swarming” – 6:32
  3. “Step Aside” – 4:38
  4. “Prey and Predator” – 6:26
  5. “Collecting Shields” – 5:57
  6. “Doppelgänger” – 6:40
  7. “Tortuous Tracks” – 3:39
  8. “Monopolist” – 6:57
  9. “Chapter 6” – 6:37

Texturas electrónicas, ambientación post-rock y voces sutiles nos sugiere la segunda entrega de esta exquisita banda danesa llamada Efterklang (el danés para la palabra reverberación), lanzada en el 2004 bajo The Leaf Label. La perfecta mezcla entre lo volátil de Sigur Rós y lo psicodélico de Björk, este disco es una joya que perfectamente puede sumarse a la gigante lista de artistas emergentes de las regiones del norte, que nos traen a la memoria paisajes fríos y taciturnos.  Tanto así, que si los hielos de los glaciares fuesen trazados de manera elegante en un pentagrama, tendrían la figura de Efterklang.

Un álbum completísimo en su concepto, armando y desarmando estructuras minimalistas ejecutadas virtuosamente a la manera del Vespertine de Björk, y que en ocasiones nos recuerda a los hermosos parajes del Canáan del post-rock, la ciudad islandesa Reykjavík. Excelente disco para considerar en la colección.

Uvula.

musicaparalasmasas.cl.nu

diciembre 2007
D L M X J V S
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Estadísticas

  • 69.750 visitas