El Shoegazing fue un estilo de música indie surgido a finales de los ochenta y principios de los años 1990 en el Reino Unido, bautizado así por la prensa gracias a la costumbre que tenían los integrantes de las bandas de tocar mirando hacia el suelo, sin hacer contacto visual con su público (en inglés, el término proviene de “shoe” (zapato) y “gazing”, del verbo gaze, que significa mirar fijamente a alguien o algo).

Pero no solo este movimiento “corporal” fue lo que identificó su esplendor musical y sus canciones. Las guitarras con feedback, ruidosas y a la vez melódicas, plagadas de pedales de efectos como el flanger, reverb o chorus, los ambientes espaciales que creaban y sus letras, entre sombrías y melancólicas —la mayor parte del tiempo susurradas—, eran los medios identificativos de los grupos. Generalmente reconocían (explícita o implícitamente) como influencias a The Jesus and Mary Chain, Velvet Underground, Spacemen 3, los Cocteau Twins y Brian Eno.

Este género se confunde muchas veces con el Dream Pop el cual utilizan más bien ecos en sus guitarras y no tanto distorsiones.

Los grupos más importantes de la escena fueron My Bloody Valentine (autores del disco fundamental del género, “Loveless”, editado en 1991), Ride, Slowdive, Lush, Swervedriver y Chapterhouse.

Extraído de Wikipedia.